Antecedentes

El FMP fue creado como parte de la Reforma Constitucional en materia de Energía de 2013 y es el encargado de recibir, administrar y distribuir los ingresos que el Estado Mexicano recibe de las asignaciones y contratos para la exploración y extracción de hidrocarburos, con excepción de los impuestos.

En ese sentido, el FMP fue diseñado para ser una pieza fundamental que garantiza que la administración de los ingresos petroleros se realice con máxima transparencia y con una visión a largo plazo en beneficio de todos los mexicanos.